¿En qué superficie montar a caballo?

Hoy queremos invitaros a conocer cuáles son los diferentes terrenos en los que se puede practicar la hípica. Es importante que toméis nota, puesto que además de los lugares más idóneos os mostraremos también aquellos en los que no se recomienda realizar esta actividad.

 

En primer lugar, comenzaremos por las pistas de adiestramiento de los caballos. Las opciones más recomendadas son la tierra, la arena y la tierra batida. La segunda de estas tiene una serie de ventajas respecto a la tierra convencional, una de ellas es que en caso de lluvia, la formación de charcos y de barro es mucho menor debido al drenaje de su superficie, además, evita en gran medida que el caballo pueda resbalar.

 

Algo muy habitual son las rutas a caballo por terrenos naturales, este tipo de actividad es realmente satisfactoria tanto para el jinete como para el propio animal, puesto que se puede respirar aire puro y, el caballo tiene todo el espacio necesario para encontrarse cómodo. Estas rutas suelen atravesar terrenos de tierra, piedra, e incluso cruzar algún río. Las superficies verdes no son demasiado recomendables, especialmente en días lluviosos, ya que en ellas el caballo puede deslizar y perder el equilibrio. En cualquier caso, si no estáis especializados o desconocéis cuáles son los terrenos más adecuados, no dudéis en consultar a los profesionales de la equitación, es muy importante para vuestra seguridad.

 

La equitación es también deporte olímpico desde el año 1900, en la actualidad existen tres modalidades: Salto, doma clásica y circuito completo. Al tratarse de una disciplina olímpica tiene unas normas siempre presentes, entre ellas la del terreno. Estas pruebas, al igual que otras competiciones a nivel profesional, han de realizarse en arena.

 

Otra escena muy habitual es la de galopar a los lomos del caballo sobre la playa, la sensación de velocidad y de libertad en esos momentos es, según algunos jinetes, un momento único en el que la unión entre el animal y la persona se hace aun más fuerte. Se suele hacer en la orilla, el animal tiene un agarre perfecto, le sirve para refrescarse y, la fatiga, al cabalgar sobre el agua es menor para él.

 

caballos playa

 

Por el contrario se debe tener mucho cuidado con superficies como el asfalto, algunas rutas cruzan carreteras y, es muy importante cruzarlas a un paso no demasiado rápido debido a que los cascos del animal pueden provocar que sufra un resbalón.

 

En definitiva, existen muchas superficies idóneas para ejercer la equitación, pero las mejores son las superficies de tierra. Siguiendo estos consejos, vuestra seguridad y la del animal será la apropiada, en cualquier caso como hemos dicho antes, si no estáis informados, consultad con aquellos que sepan, sus consejos y su experiencia os servirá de gran ayuda.


Read more...