Archive

Archive for marzo, 2015
  • El Código Ecuestre

    Las patas del caballo indican la muerte del jinete: el código ecuestre

     

    En el arte de la esculpir, existe una gran cantidad de esculturas ecuestres que suelen tener por jinetes a reyes, duques, soldados y héroes mitológicos entre otros. Después de la Edad Media, se estableció un código para darle un significado a la posición de los caballos en estas esculturas. El Código Ecuestre fue una regla que se estableció en occidente para unificar el significado de las estatuas ecuestres buscando con esto, que la posición de las patas del caballo simbolizara la muerte del jinete. En inglés esta ley escultórica se llamó Hoof code (código de las pezuñas).

    Esta norma estableció lo siguiente:  si dos patas del caballo están apoyadas en el suelo y las otras dos se esculpen levantadas,  entonces el jinete murió en batalla; si tres de las patas se esculpen apoyadas en el suelo y la cuarta levantada, el jinete fue herido en batalla o murió por heridas provocadas en batalla; y si todas las patas del caballo están apoyadas en el suelo, en la postura normal del caballo, entonces el jinete murió por causas naturales.

    Aunque existen numerosos casos en los que el Código Ecuestre se respeta, una opinión muy popularizada estima que se trata únicamente de una leyenda urbana y que las coincidencias son casualidades. Sin embargo, según fuentes procedentes de historiadores del arte, esto sería una norma que sí existió que fue acordada y respetada en muchos países durante años.

    En Madrid, por ejemplo, existen algunas estatuas que sí corresponden a dicho código. Entre las que sí respetan el código, podemos encontrar a el ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, al rey Alfonso XII y al General Martínez Campos. Sin embargo alguna de las más emblemáticas no respetarían esta regla: la estatua de Carlos III en la Puerta del Sol, mantiene una pata delantera levantada, sin embargo este Rey murió por causas naturales; Felipe IV en la Plaza de Oriente, aparece con caballo con ambas patas levantadas, sin embargo este monarca no  murió en batalla; y la última y muy significativa, la que gobierna la Plaza Mayor de Madrid con Felipe III montado en un caballo con una pata levantada, cuando él no murió a causa de las heridas de una batalla.

    Sea real o no la existencia de este código, qué emblemático es que la muerte de un personaje importante para la historia se represente en las patas del fiel animal que le confiere fuerza y seguridad: el caballo.


    Read more...
  • Los aires del caballo

    El aire del caballo se conoce en equitación como la actitud que toma este en sus diferentes marchas y en su ejecución, la cadencia de los movimientos. Al decir “los aires del caballo” (en plural), nos referimos a los diferentes modos de moverse del animal. Estos movimientos o manejos pueden dividirse en naturales o regulares y defectuosos o artificiales. Los primeros son el paso, trote y galope, de los que vamos a hablar hoy.

    El Paso

    El caballo camina al paso cuando va sin prisa, va caminando, paseando tranquilo. Su lomo prácticamente no se mueve. El paso, se compone de cuatro tiempos, es decir, el caballo realiza cuatro movimientos diferenciados para completarlo. El ciclo de golpes es el siguiente: posterior derecho, anterior derecho, posterior izquierdo y anterior izquierdo.

    El Paso

    El Trote

    Para el caballo, el trote es su marcha básica, ya que la relación velocidad-cansancio es muy positiva, además suele ser el más cómodo para el jinete y el caballo. Es un movimiento a dos tiempos (sin contar la suspensión) en el que el caballo se mueve por bípedos diagonales con un momento de suspensión: el primer tiempo corresponde una postura bípeda diagonal (por ejemplo anterior derecha y posterior izquierda en el aire) más un momento de proyección o impulsión; y el segundo tiempo corresponde a la otra postura bípeda diagonal (anterior izquierda y posterior derecha levantadas) más un momento de proyección o impulsión. Hay caballos, que realizan una proyección tan potente, que sus cuatro patas pueden llegar a estar por instantes sin tocar el suelo. Para la doma clásica, esto es lo ideal.

    El Trote

    El Galope

    El galope es el aire más veloz que usa el caballo. Esta marcha del caballo consiste en una serie de saltos sobre los cuartos traseros, en los que los brazos se mueven al compás. Este aire, que es más veloz que el trote, se puede llamar de diferentes formas, algunas de estas son: el normal u ordinario se llama unido a la izquierda o a la derecha, dependiendo de qué adelante más los remos de un costado o de otro; el galope largo; el galope falso, cuando el caballo galopando sobre la derecha, adelanta más la mano izquierda y viceversa; el galope maniobrero o el galope tendido.

    El Galope


    Read more...