La anestesia general en el caballo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

La anestesia es un procedimiento que debe aplicarse únicamente en situaciones necesarias siendo evitado si es posible aplicar una anestesia local.
En vistas a una intervención muchas veces es inevitable tener que aplicarle anestesia general a nuestro caballo, pero no os preocupéis hoy por hoy es extremadamente segura aún que siempre hay un riesgo intrínseco al aplicar un anestésico. Esto depende del estado de salud del animal así como del procedimiento quirúrgico y la edad del caballo.

El procedimiento anestésico consta de cinco fases: la evaluación preanestésica, que permite al anestesista tener la información básica sobre el caballo.

La premedicación, consiste en la sedación del equino con fármacos tranquilizantes y analgésicos. Tras sedarlo se lleva a cabo la fase de inducción.

Aquí se le administran los fármacos que le hacen perder la consciencia, se le tumba en el suelo y se le intuba para asegurar la respiración. Se transporta al caballo hacia la máquina anestésica dando lugar a la fase de mantenimiento.

En la fase de mantenimiento se mantiene al caballo en un plano anestésico adecuado evitando dolor y consciencia durante la intervención. Posteriormente y para terminar el proceso se le lleva a la sala de recuperación en la que recuperará plenamente sus facultades de consciencia y respiratorias.