La Yegua, proceso de cría

hipicaamigosdelcaballo

 

 

¿Sabemos cuantas semanas de gestación tiene una yegua? ¿Cómo son de grandes al nacer?
Vamos a contarte todo esto para que conozcas más a nuestros queridos equinos.

 

Por lo general una yegua puede reproducirse con aproximadamente 3 años, aun que se han visto casos, muy raros por otra parte, de gestaciones con tan solo 18 meses de edad. Una yegua tiene un periodo de gestación de 36 semanas, dos meses superior a la de un humano, pudiendo ser de 10 meses o incluso de un año. Suelen tener un único potro, aun que hay casos raros de gemelos en yeguas de avanzada edad.

 

La época de reproducción va desde marzo a octubre. Los potros nacen para la llegada de la primavera y por la noche, ya que es el momento en el que los pastos son más abundantes y el rebaño tiene menos movimiento. Muchas veces el exceso de luz artificial en los establos hace que los receptores que estimulan el cerebro del animal produciendo hormonas reproductivas.

 

 

No es hasta el octavo mes de embarazo cuando se puede apreciar que la yegua está preñada. En estos últimos tres meses es cuando se produce un mayor crecimiento del feto, siendo necesaria una alimentación más rica en proteínas y más abundante. El proceso de reproducción puede alargarse hasta los 6 meses sin que el feto sufra, pero si no nos hemos dado cuenta y ya está en estos tres últimos meses de embarazo, la yegua podría perder la cría. Una yegua es capaz de dar a luz en escasos 15 minutos e incluso puede detenerse si alguien está observando y quiere que se vaya.

 

 

Un potro nace con las patas muy largas, ya que es prácticamente el tamaño que alcanzaran las mismas en la edad adulta. Es por esto que los potros recién nacidos no son capaces de pastar, de comer hierba. Esto es debido a que nacen con una longitud desproporcionada de sus patas en comparación con el resto del cuerpo. Es por eso que toman leche de la yegua que es muy rica y protege al potro de enfermedades. Un potro prematuro puede sobrevivir si tiene unos cuidados muy intensivos, por lo que será necesario en este caso estar constantemente encima del animal. Una cría recién nacida tan solo necesita una hora para ponerse en pie y únicamente dos para ser capaz de correr.

 

 

Una vez nacido el potro empieza el proceso de doma desde que son pequeños para que luego no rechace al humano.

 

 

Otros enlaces de interés:

-  La crianza de caballos

- Cuidados prenatales

- Los caballos animales con valentía