Los aires del caballo

El aire del caballo se conoce en equitación como la actitud que toma este en sus diferentes marchas y en su ejecución, la cadencia de los movimientos. Al decir “los aires del caballo” (en plural), nos referimos a los diferentes modos de moverse del animal. Estos movimientos o manejos pueden dividirse en naturales o regulares y defectuosos o artificiales. Los primeros son el paso, trote y galope, de los que vamos a hablar hoy.

El Paso

El caballo camina al paso cuando va sin prisa, va caminando, paseando tranquilo. Su lomo prácticamente no se mueve. El paso, se compone de cuatro tiempos, es decir, el caballo realiza cuatro movimientos diferenciados para completarlo. El ciclo de golpes es el siguiente: posterior derecho, anterior derecho, posterior izquierdo y anterior izquierdo.

El Paso

El Trote

Para el caballo, el trote es su marcha básica, ya que la relación velocidad-cansancio es muy positiva, además suele ser el más cómodo para el jinete y el caballo. Es un movimiento a dos tiempos (sin contar la suspensión) en el que el caballo se mueve por bípedos diagonales con un momento de suspensión: el primer tiempo corresponde una postura bípeda diagonal (por ejemplo anterior derecha y posterior izquierda en el aire) más un momento de proyección o impulsión; y el segundo tiempo corresponde a la otra postura bípeda diagonal (anterior izquierda y posterior derecha levantadas) más un momento de proyección o impulsión. Hay caballos, que realizan una proyección tan potente, que sus cuatro patas pueden llegar a estar por instantes sin tocar el suelo. Para la doma clásica, esto es lo ideal.

El Trote

El Galope

El galope es el aire más veloz que usa el caballo. Esta marcha del caballo consiste en una serie de saltos sobre los cuartos traseros, en los que los brazos se mueven al compás. Este aire, que es más veloz que el trote, se puede llamar de diferentes formas, algunas de estas son: el normal u ordinario se llama unido a la izquierda o a la derecha, dependiendo de qué adelante más los remos de un costado o de otro; el galope largo; el galope falso, cuando el caballo galopando sobre la derecha, adelanta más la mano izquierda y viceversa; el galope maniobrero o el galope tendido.

El Galope