Primeros pasos para montar un caballo

Queremos que los más pequeños tambien se introduzcan con nosotros en el mundo de la hípica. Ese primer contacto con el mundo del caballo que despertará en los niños sensaciones llenas de curiosidad.
 
 
 

Primeros pasos para montar un caballo

Así nos acercamos por el lado izquierdo del caballo, ya que la gran mayoria de los caballos al ser entrenados, se les enseña que sean montandos por este lado. Antes de montar hay que comprobar siempre que la cincha esta bien sujeta y los estribos en su posición correcta. Para ello recibirás la ayuda y atención necesaria para afrontar estos primeros pasos.

Ya estamos arriba como jinetes, nos situamos en una posición en la cual nos sintamos relajados y nos ponemos erguidos, siempre sintiendonos cómodos y nunca rígidos.
 
Niña pequeña equipada con utensilios hípicos, montada en un caballo blanco recostada abrazándolo.
 
La relacion especial que sentimos al estar encima del equino se acentúa más en el caso de los más pequeños. Esto se debe a que no suelen tener tantos nervios como es el caso de personas más mayores. Ese vínculo niño y caballo que se establece provoca un sentimiento lúdico, placentero y lleno de afecto hacia el animal. Una vez que aprenda como lo puede dominar y experimente esas sensaciones de libertad y autonomía, disfrutarán estando encima de “algo en movimiento”. Un ser maravilloso del que sentirse dueño de su manejo y conductores de la ruta a seguir. Sin olvidar nunca que un ser vivo como el caballo es el causante de todas estas emociones.
 
Niña equipada de hípica montando a caballo, muy erguida y mirando hacia un lado
 
Es fácil acostumbrar a los niños a adquirir un cierto grado de responsabilidad, de empatía hacia el cuidado del caballo, preocupandose, con la sensibilidad propia de la infancia, de estas necesidades. Despertando en los niños emociones que sólo ellos pueden sentir. Cariño hacia el otro y autoestima hacia uno mismo.

 

Síguenos en Facebook y Twitter