Doma de potros

Una buena doma del potro es la base poder tener en el futuro un buen caballo. En la Hípica Amigos del Caballo creemos un error la doma de caballos “rápida” fundada en el agotamiento del potro o en el exceso de castigo. Los potros requieren un tiempo de aprendizaje que debemos respetar, siendo este tiempo de tres a cinco meses si el potro no plantea especiales dificultades, bien por su carácter, bien por haber sido mal trabajado anteriormente.